Leamos esto con la pegajosa melodía de quinceañera y recordemos, quienes los tuvimos, nuestra fiesta de XV años.

 

Quién no recuerda las pruebas  de vestido, la emoción de elegir a los chambelanes, los largos ensayos del vals; todo para tener una fiesta inolvidable. ¿Pero qué es lo que hace que todos hablen y recuerden unos XV años?

 

El toque personal que le ponemos a la fiesta, ese que conseguimos con una escenografía y decorados que transmitan la persona que somos.

 

Hay quienes adoran las temáticas de acción y eligen escenarios que evoquen los juegos de azar, estilo Las Vegas; otras prefieren algo con magia, una mezcla surrealista entre la niña que están dejando atrás y la joven que comienza a aventurarse en el mundo adulto, entonces Alicia en el País de las Maravillas es lo más ad-hoc. Ahora que si lo que te gusta es viajar en el tiempo, puedes tener una fiesta que evoque la monarquía y lucir como la famosa reina francesa María Antonieta.

 

Finalmente, los XV años, son para construir por una noche, el mundo de nuestros sueños, uno que deseamos perdure, y para conseguir eso, mejor dejarlo en manos de los expertos, quienes más allá de tener los elementos para conseguir el escenario en el que nos luciremos, tienen la experiencia y pueden hacer realidad la maravillosa fiesta con la que soñamos para nuestros quince.

 

 

 

© 2016 Massivo Todos los derechos reservados. Web Design by